Categorías
Aspectos básicos en Correos en materia de:

La seguridad en el centro de trabajo

Es imprescindible cumplir unas medidas elementales que son útiles para desarrollar el trabajo de forma segura:

  • Desactivar la alarma al realizar la apertura del centro.
  • Extremar la precaución a la hora de entrada del personal al centro de trabajo y a la salida del mismo, durante la llegada de las conducciones y la realización de las tareas de carga y descarga, ya que las puertas están abiertas. El resto del tiempo, las puertas estarán cerradas.
  • No se permitirá la entrada a ninguna persona ajena a los servicios postales, si no es previamente identificada y registrada en el control de acceso.

Ante situaciones de riesgo, se deberá actuar de forma adecuada, en función del tipo de riesgo que se presente: amenaza telefónica, localización de un objeto sospechoso, atraco, robo, sospecha sobre el contenido de un envío.

La amenaza telefónica

Si se recibe una llamada telefónica en la que se comunica la inminente o próxima ejecución de un evento que ponga en riesgo los bienes del centro o la integridad física de las personas que se encuentran en el edificio, se actuará de la siguiente manera:

  • Se permitirá al que llama que acabe la conversación, sin interrumpirle.
  • Se recogerá su mensaje con exactitud.
  • Se tratará de que algún otro empleado oiga la conversación desde otro teléfono, si es posible.
  • Si se dispone de teléfono digital, se anotará el número que aparece en el display; si es analógico, no se colgará el teléfono al terminar la conversación y se indicará esta circunstancia a la policía.
  • Es importante tratar de determinar los siguientes aspectos del autor de la llamada: si es hombre o mujer, si tiene algún acento especial, si está nervioso (también colérico o flemático), si hace referencia particular a alguien que trabaja en el centro, si muestra animadversión directa hacia la empresa, si se oye algún ruido de fondo (carretera, conversación, música, etc.), si habla en nombre de alguna organización o banda.
  • Si hay peligro inminente, se evacuará de forma ordenada el edificio antes de que concluya el plazo otorgado en la amenaza y se abrirán puertas y ventanas antes de abandonar el edificio.
  • En ningún caso se intentará buscar el presunto artefacto anunciado en la llamada, aunque se hará un examen visual por si se observa algún bulto sospechoso.
  • Se comunicará lo más rápidamente posible con el Centro Operativo de Seguridad (COS).

La localización de un objeto sospechoso

Si se localiza algún paquete, bulto o bolsa que resulta sospechoso o que pueda contener algún artefacto explosivo, se actuará como se indica a continuación:

  • Se procederá a la inmediata apertura de puertas y ventanas (se minimiza el poder destructor de la onda expansiva).
  • Nunca se tocará o moverá el objeto.
  • Se desalojará de forma ordenada el edificio.
  • Se contactará con la policía y se llamará al COS.
  • Nos alejaremos del edificio sin perder de vista la fachada.
  • No se permitirá que nadie entre ni se acerque al edificio.
  • Se esperará la llegada de la policía y se seguirán sus instrucciones.

El atraco

En caso de atraco se deberá actuar como se indica a continuación:

  • No se intentará impedir su comisión.
  • Se mantendrá la calma, sin huir ni pedir auxilio. No se opondrá resistencia ni se pondrá en riesgo la vida de las personas que están en el edificio.
  • Se obedecerán fielmente las órdenes del atracador y se le facilitarán las llaves u objetos que solicite.
  • No se debe mirar fijamente al atracador, aunque se intentará memorizar su fisonomía, sus gestos, sus rasgos, su vestimenta, etc.
  • Se valorará la oportunidad de accionar los pulsadores de alarma. Si existe el menor riesgo, no se utilizarán.
  • Si suena el teléfono, no se descolgará, a no ser que lo indique el atracador.
  • Una vez haya salido el atracador, se cerrarán las puertas y se llamará a la policía y al COS.
  • El responsable del centro interpondrá la correspondiente denuncia.

El robo

En el caso de que se produzca un robo, se deberá actuar de la siguiente manera, dependiendo de las circunstancias:

  • Si se detecta el robo antes de entrar en la Unidad, no se entrará bajo ningún concepto (los autores del robo podrían estar dentro).
  • Si se detecta el robo una vez se ha accedido al local, no debemos tocar nada y debemos salir inmediatamente.
  • Se debe poner inmediatamente el caso en conocimiento de la policía y del COS.
  • La máxima autoridad del centro interpondrá la correspondiente denuncia.

La alarma de incendio

Se seguirán las instrucciones marcadas en el Plan de Autoprotección, activando la participación de los equipos creados al efecto; si el centro no dispone de Manual de Autoprotección ni de Plan de autoprotección, se actuará de la siguiente manera:

  • Se accionará el pulsador de alarma más próximo o se dará la alarma de viva voz (si no hay pulsador de alarma).
  • Se avisará a los bomberos y al COS.
  • Si está solo, abandonará el local e impedirá la entrada de cualquier persona al mismo.
  • Si hay varias personas en el local y se considera que con los medios disponibles se puede sofocar el conato de incendio, se intentará sofocarlo (asegurando siempre una salida); en caso contrario, se abandonará inmediatamente el edificio.
  • Si el humo impide hacer una valoración de la intensidad del fuego, se abandonará el edificio -preferentemente gateando-, sin intentar sofocar el incendio.
  • Si el fuego se inicia en una habitación cerrada, no se abrirá la puerta bajo ningún concepto.
  • No se utilizará agua ante cables o cuadros eléctricos.
  • Se evacuará de forma ordenada a todas las personas que estén en la Unidad. Durante la evacuación, si es posible, se irán cerrando puertas y ventanas, siempre que estemos seguros de que no queda nadie dentro.
  • Nunca se retrocederá ni se volverá al edificio a buscar alguna cosa.
  • El personal se concentrará a una distancia prudencial del edificio –no inferior a 50 metros, ni de frente al edificio-. Se hará un recuento del personal y se verificará que no falta nadie. Si se detecta que falta alguien, no se volverá a buscarlo, se comunicará su ausencia a los bomberos.
  • Se permanecerá en el punto de reunión hasta que lo indiquen los bomberos.

La identificación de un envío sospechoso

Los envíos susceptibles de contener artefactos, en principio, han sido inspeccionados por los equipos de Correos. Por otra parte, estos artefactos suelen estar diseñados para actuar sobre la persona que los abre y no sobre quien los manipula.

Consideraremos envíos sospechosos los que reúnan varias (no una sola) de las siguientes características:

  • Peso excesivo para el tamaño del envío.
  • Peso desequilibrado (no es uniforme).
  • Manchas de grasa.
  • Olor característico (a almendras amargas).
  • Presencia de cables, pilas o circuitos eléctricos.
  • Ausencia de remite.
  • Exceso de franqueo.
  • Destinatario: un político, un concejal, un juez, un militar, un periodista, una persona significada en la vida pública.

Si se detecta un envío de estas características, se llamará exclusivamente al COS, quien adoptará las medidas que procedan.