Categorías
La calidad en Correos 2020

La responsabilidad social corporativa

Comparte:

Otro de los ámbitos en los que Correos está desarrollando proyectos que afectan a la calidad, es la responsabilidad social corporativa.

Correos ha ganado mucha influencia en este ámbito, así como prestigio internacional. En el estudio publicado en febrero de 2017 por Meaningfjul Brands, a través de encuestas realizadas a 300.000 personas en 33 países, comparando 1.500 marcas de 15 sectores económicos, Correos ha quedado situado en octavo lugar.

En Correos venimos midiendo las emisiones de CO2 desde el año 2008, según las pautas establecidas por Greenhouse Gas Protocol. Desde entonces hemos reducido nuestras emisiones casi un 20%. Ese éxito nos llevó a intentar alcanzar nuevos retos y así, a partir del año 2013, en Correos se planteó la reducción de las emisiones de CO2 un 5%, a través de una mejor gestión de residuos y de planes de eficiencia energética. Está previsto que para el año 2020 se hayan reducido las emisiones de CO2 un 20% más.

En Correos hemos desarrollado una calculadora de huella ambiental que nos sirve para identificar y medir el impacto medioambiental de nuestra actividad y así tener herramientas eficaces y eficientes para obtener los resultados que ayuden a reducir la huella de carbono en todos los procesos que resulte posible.

Los órganos directivos que se ocupan de definir estrategias son: subdirección de organización, eficiencia y sostenibilidad, subdirección de responsabilidad social y subdirección de inmuebles. Los ejes más importantes sobre los que se trabajan estos aspectos son: reducción de emisiones, eficiencia energética y adaptación al modelo de empresa sostenible.

Algunas medidas que ya se han iniciado con resultados tangibles son:

  • Reducción del consumo energético en un 4,8% con respecto al año 2012, lo que supone una estimación de ahorro de 1.000.000 €.
  • Campañas de reforestación, colaborando con WWF España.
  • Formación sobre conducción eficiente.

También venimos participando en Correos, desde el año 2010, en la hora del planeta, organizada por WWF (fondo mundial para la naturaleza) con el lema “apaga la luz, enciende el planeta”. Este año 2018, el sábado 24-3, a las 20,30 h. apagamos durante una hora la luz de las fachadas de las sedes territoriales, CTAs, y algunos otros centros.

En el año 2000 se inicia la línea verde de embalajes y sobres, mediante la cual se dona parte del precio para programas de reforestación de zonas que han tenido incendios. Se han plantado 60500 árboles que han repoblado 216 ha.

En el año 2010 se incorporaron 200 vehículos eléctricos.

Dentro de los programas que desarrollan este compromiso medioambiental destacaremos dos: la línea verde y la calculadora de huella de carbono.

Línea verde

Consiste e la comercialización en la red de oficinas de productos, (embalajes, cajas y sobres), reciclables fabricados con materiales respetuosos con el medio ambiente. Del precio de destinan 2 céntimos de euro para proyectos de reforestación. En estos productos se incluye información de la contribución para los usuarios. Por lo que se favorece la concienciación de la sociedad para la compra de productos ecológicos.

En el marco de este programa, iniciado en el año 2000, se colaboró hasta 2010 con la fundación Bosques de la Tierra. Luego con WWF (World Wildlife Fund), sucesora de ADENA en España, así como, más recientemente, con la Compañía de Interés Comunitario (CIC) Plantemos para el Planeta. En todos los casos se realizan labores de seguimiento (control y sustitución de marras, estado de la plantación, etc..) y se cuenta con todos los sectores implicados (Administraciones, comunidades de agricultores de la zona, etc).

En la primera etapa del programa (2000-2010), en colaboración con la Fundación Bosques de la Tierra, se plantaron los siguientes bosques, con un total de 91 hectárea y cerca de 48.000 arboles en las siguientes zonas: Benalmádena (Málaga), Dehesa del Alto Clamores (Segovia), Carreña de Cabrales (Asturias), Cañamero (Cáceres) y Vega de San Mateo (Gran Canaria).

Calculadora de Huella de Carbono

El desarrollo de esta herramienta permite a Correos medir el impacto de nuestro servicio y mejorarlo mediante la optimizaron de las rutas y procesos más contaminantes y ofrecer la posibilidad de compensarlo mediante el uso de energías verdes y nuevas tecnologías.

Además, la calculadora permite proporcionar a sus clientes informes detallados de su actividad: por una parte un informe con el cálculo de la huella de carbono y por otro un informe DAP con todos los resultados del ACV especificados por diferentes categorías de impacto.

La idea surge en noviembre de 2012 y la primera aplicación fue en junio de 2014.

Correos lleva años implantando medidas de eficiencia y ahorro energético, ofertando a los clientes productos respetuosos con el medio ambiente (Linea Verde) y controlando los procesos y los aspectos ambientales (Certificación ISO 14001), para reducir, entre otros impactos, sus emisiones de gases de efecto invernadero (verificadas de acuerdo con la norma ISO 14064-1:2006.

En 2012 Correos participa, junto con los operadores postales United States Postal Services (Estados Unidos), Postnord (Suecia y Dinamarca) y CTT Correos de Portugal (Portugal), en la elaboración de un estándar PCR (product Category Rules) para evaluar los impactos ambientales de los servicios postales, que se publicó a principios de 2014.

Para avanzar en la reducción de emisiones, el siguiente paso era aplicar la metodología de análisis del ciclo de vida (ACV) a los productos de Correos, pues permite visualizar de forma global el impacto de los productos y servicios, desde la extracción de las materias primas necesarias para su fabricación hasta la fase de fin de vida.

Esta metodología permite identificar las principales variables de las que depende el impacto medioambiental, permitiendo el desarrollo de una herramienta que devuelva la huella ambiental del producto o servicio, dándole forma de declaración ambiental de producto al haberse desarrollado de acuerdo con un PCR, tal como dicta la norma UNE-EN ISO 14025:2010 Etiquetas y declaraciones ambientales. Declaraciones ambientales tipo III. Principios y procedimientos.

En 2013 se aplicó la metodología del ACV a dos de los servicios con mayor proyección en Correos: el envío de paqueteros (paq 48 -hoy Paq Premium- Paq 72 -hoy Paq Estándar) y la realización de campañas de marketing directo. Durante el proyecto:

  • Se analizó el impacto de todas las etapas de un paquete o de una campaña. Desde la obtención y fabricación de la materias primas de los embalajes hasta el fin de vida del embalaje, incluido las distintas modalidades de admisión de los envíos, su transporte y toda la variabilidad de escenarios de distribución y entrega.
  • Se compararon diferentes alternativas en todas las etapas anteriores (modalidades de admisión y entrega, tipos de embalaje, rutas y medios de transporte), para evaluar todas las posibilidades y detectar aquellas mejores opciones que permiten reducir los impactos asociados.
  • Al final, todos estos estudios sirvieron de base para el desarrollo de una herramienta que permite calcular la huella ambiental concreta para cada envío, de forma individual o masiva para todos los envíos de una campaña, de manera que también se haga viable la compensación de las emisiones producidas.

En este sentido, la evaluación medioambiental de los servicios postales de Correos mediante la metodología del ACV ha seguido los requisitos definidos en la norma PCR 2014:01 Postal Services (Versión 1.0), registrada en el Sistema Internacional EPD, un organismo reconocido internacionalmente como referente en eco etiquetas tipo III. Es por ello, por cumplir con los requisitos de cálculo y de comunicación de resultados definidos en esta PCR, que las DAP que se puedan derivar de estos estudios de ACV realizados por parte de Correos son certificarles y podrán ser usadas, si fuera necesario en asertos comparativos.

Los cálculos de la caracterización ambiental de todos los elementos relacionados con los servicios de Correos se realizaron mediante el software SimaPro8, uno de los programas más utilizados a nivel internacional para la realización de análisis del ciclo de vida y cálculos de huella de carbono. Las categorías de impacto considerada para cuantificar el impacto medioambiental de los diferentes servicios fueron las definidas por el método CML vaselina 2000 v2.05:

  • Potencial de acidificación.
  • Potencial de eutrofización.
  • Potencial de calentamiento global.
  • Potencial de destrucción de la capa de ozono.
  • Potencial de oxidación fotoquímica.

Se estudiaron 52 escenarios diferentes repartidos en:

  • 24 modalidades de envíos definidas por Correos, teniendo en cuenta diferentes tipos de admisión (recogida a particular, recogida de gran volumen, depósito en oficina y admisión masiva) y de entrega (entrega a domicilio al primer intento, al segundo intento, entrega en oficina o no entrega con devolución al remitente). Todas estas alternativas se evaluaron a partir de una ruta de referencia, considerando el envío de 1 kg de peso en una caja mediana de la Línea Verde. Esta ruta de referencia fue tomada a partir del análisis de todos los envíos del año anterior, considerando que la ruta fuese representativa en cuanto a volumen de envíos, distancia, numero de nodos y evitando deliberadamente la elección de las rutas entre las grandes ciudades y las que tienen el mismo origen y destino (por ejemplo, Málaga-Málaga).
  • 28 rutas de envíos definidas por Correos. El envío pasa por distintas ciudades utilizando diferentes tipos de transporte. Todas estas rutas se han analizado considerando la caja mediana de la Línea Verde, con un objeto de 700 g de peso.

Además de estos escenarios, también se estudió cómo cambiaban los impactos de una ruta fijada en función del uso de diferentes embalajes.

La calidad en Correos