Categorías
Entrega Correos 2020

La entrega de envíos ordinarios

Comparte:

Los envíos ordinarios de la línea básica y de la línea económica que se sacan a reparto (los libros y publicaciones periódicas de más de 800 g de peso no se sacan a reparto, sino que se avisan al destinatario y se entregan en oficina) se entregan en el domicilio de los destinatarios mediante su depósito en el casillero domiciliario, si sus dimensiones lo permiten.

En el caso de que el envío sea demasiado voluminoso para su depósito en buzón, antes de salir a reparto se debe analizar si es posible su entrega (va dirigido a una empresa o a un local, se le puede dejar a un portero o al conserje, el destinatario tiene buzón adaptado a envíos voluminosos, etc.), ante la duda, el envío sale a reparto. Si no es posible entregarlo, se deja en la Unidad, donde se confecciona un aviso de llegada del modelo de oficinas (M-4O), que se depositará al día siguiente en el casillero domiciliario del destinatario. Este procedimiento no incluye los envíos de Publicorreo Óptimo y Premium ya que son productos contratados para su entrega en domicilio/buzón.

Recordemos que en el caso del Publicorreo Óptimo el peso máximo es hasta 800 gr., y el Publicorreo Premium hasta 2.000 gr.

En el aviso de llegada deben constar:

  1. Texto fijo: “ENVÍO ORDINARIO CUYAS DIMENSIONES NO PERMITEN SU DEPÓSITO EN BUZÓN”.
  2. Distrito y Sección.
  3. Numeración del Aviso, secuencial de la Unidad para cada día.
  4. Fecha límite de recogida: texto fijo “15 días a partir de:” y fecha del día de depósito del Aviso.
  5. Datos de contacto de la Unidad.
  6. Demás datos de origen, destino y Oficina para la recogida del envío.

Nunca se dejarán envíos encima de los casilleros domiciliarios ni fuera de los mismos, ya que esta forma de “entrega” no garantiza la propiedad, el secreto y la inviolabilidad de los envíos postales.

El número de casilleros domiciliarios que debe haber en los inmuebles sujetos a régimen de propiedad horizontal es igual al de los locales y viviendas susceptibles de aprovechamiento independiente, más otro señalizado con el número 1, reservado para las devoluciones de envíos.

Los casilleros domiciliarios deben estar numerados, a partir del número 2, debiendo situarse correlativamente a contar de izquierda a derecha y de arriba a abajo, ordenados por pisos y puertas. Estos datos (el piso y la puerta) se indicarán obligatoriamente en el casillero, pudiendo también figurar los nombres y apellidos de los residentes en la vivienda o la denominación social en caso de ser una persona jurídica el titular del local.

Si un inmueble sujeto al régimen de propiedad horizontal no dispusiese de casilleros domiciliarios, o estos se encontraran deteriorados de forma que no garantizasen la propiedad, el secreto y la inviolabilidad de los envíos postales, se entregarán los envíos directamente en el domicilio de los destinatarios, comunicando por escrito esta circunstancia a la Comunidad de Vecinos correspondiente, para que procedan a su instalación o reparación, advirtiéndoles que, mientras tanto, la entrega de los envíos dirigidos a sus vecinos se realizará en la oficina postal que corresponda.

Si para efectuar la entrega o depósito hay que acceder a las fincas urbanas, los carteros se identificarán llamando a alguna de las viviendas.

Antes de introducir los envíos en el casillero, se comprueba que los datos del envío coinciden con los que figuran en el cajetín del casillero correspondiente (piso, letra, nombre). No obstante, si los datos identificativos del destinatario no figuran en el buzón, los envíos no se devuelven, se depositan en el buzón correspondiente a la dirección del envío. Del mismo modo, si la dirección es correcta, pero no coincide el nombre que figura en el envío con el del cajetín, el envío se deposita en el casillero4. Si los números de piso o planta indicados en la dirección del envío no existen y no se localiza el nombre del destinatario en los casilleros, el envío no se depositará y se devolverá a origen, marcando en el envío la causa de la devolución.

4 Gas Natural dio instrucciones en el año 2002 sobre la entrega de sus envíos. Esta circular sigue vigente para este cliente y fija los siguientes criterios:

  • Destinatarios industriales (por ejemplo empresas) y comerciales (por ejemplo establecimientos de hostelería). Se depositarán los envíos dando prioridad sobre el resto de los datos al nombre del destinatario que aparece en la cubierta del envío.
  • Destinatarios residenciales o particulares. El envío se deposita en el buzón que corresponda a la dirección que figura en la cubierta del envío, incluso cuando no coincida el nombre del destinatario.
  • El destinatario es una comunidad de vecinos y no dispone de buzón específico. El cartero debe depositar el envío en el buzón de cualquier vecino que, a su buen entender, tenga residencia habitual en la finca.

En todo caso se procurará la entrega de todos aquellos envíos postales cuya dirección, aun siendo incompleta, permita la identificación del destinatario.

Las cartas urgentes nacionales, avisos de servicio (AD) y Paq light Internacional son productos ordinarios pero se han dado de alta en SGIE. La entrega se realiza mediante su depósito en el casillero domiciliario del destinatario, sin intentar la entrega personalizada ni recoger ninguna firma, pero estos envíos deben grabarse como entregados en la PDA (o SGIE, si se trabaja sin PDA). Para su correcto tratamiento, en la entrega de las cartas urgentes nacionales y Paq Light Internacional es preciso seleccionar el envío, pulsar el botón “Entregado” de la PDA y leer el código del envío; en el caso de los AD basta con seleccionar el envío y pulsar el botón “Entregado”.

Una vez finalizada la entrega en casilleros, se abre el casillero número 1 (de devoluciones) y se recogen los envíos que se han depositado en él -mal encaminados, devueltos, etc.-. Los envíos mal depositados se depositan en el casillero correspondiente, mientras que los envíos que deben ser devueltos se llevan de regreso a la Unidad, para proceder a su devolución.

En las fincas urbanas que no cuenten con casilleros domiciliarios, el cartero avisa a los ocupantes para los que disponga de envíos mediante la utilización del portero automático, timbre o silbato. La entrega se realiza en el portal del inmueble o entrada de la finca a su destinatario o a persona autorizada.

En los inmuebles que sean viviendas unifamiliares o locales comerciales o industriales independientes, la entrega podrá hacerse en un casillero domiciliario situado cerca de la primera puerta de entrada o sobre ella, de forma que permita el depósito de los envíos desde el vial público, y en el que figurarán obligatoriamente el nombre de la calle y el número, u otros datos identificativos de la dirección postal como el nombre de la urbanización o polígono y el número de la parcela, pudiendo también figurar los nombres y apellidos de los residentes en la vivienda o la denominación social, en caso de ser una persona jurídica el titular del local o vivienda.

Una vez el cartero ha repartido los envíos que transportaba en el carro o en el cofre, recogerá la saca de ruta en el buzón de depósito y continuará realizando el reparto.

En algunos casos concurren circunstancias específicas que convierten la entrega en especial. Se consideran entregas especiales las siguientes:

  • Cuando los envíos vayan dirigidos a personas fallecidas y se tuviera conocimiento de esta circunstancia, serán entregados a sus herederos o a aquellos que tengan la administración de la herencia, justificada su cualidad de tales, salvo los que tengan naturaleza de carta, en cuyo caso quedarán depositados en la oficina de destino. Desde esta oficina se enviará consulta al remitente para que este autorice su entrega a los herederos u opte por su recuperación.
  • Los envíos dirigidos a comerciantes constituidos en quiebra o personas declaradas en concurso de acreedores se entregarán a los síndicos o personas designadas al efecto por la autoridad competente.
  • Los envíos dirigidos a Unidades Militares o entidades análogas se entregarán, salvo que medie prohibición expresa de los destinatarios de los envíos, a las personas autorizadas formalmente para hacerse cargo de ellos, bajo la responsabilidad de quienes las hubieran autorizado.
  • Los envíos dirigidos a Centros Penitenciarios se entregarán a las personas autorizadas para hacerse cargo de ellos.
  • Los envíos dirigidos a los clientes o residentes de hoteles, pensiones, colegios y otros establecimientos análogos podrán entregarse, salvo que medie oposición expresa del destinatario de los mismos, a la persona autorizada en ellos para su recepción.
  • Los envíos postales ordinarios podrán entregarse a los porteros, encargados o gerentes de los respectivos complejos o de los edificios, siempre que no medie oposición expresa de los destinatarios.
  • En los mercados, la correspondencia se entregará al encargado de los mismos o se depositará en los casilleros, donde debe figurar el número del puesto y el titular del mismo.
  • En las empresas o firmas comerciales se entrega a la entrada del edificio, a la persona encargada de recibir la correspondencia.

Servicios de entrega Correos