Categorías
Entrega Correos 2020

La clasificación general

Comparte:

Con carácter previo hemos de señalar que a lo largo de este capítulo hablaremos de la clasificación de envíos ordinarios y de la clasificación de envíos registrados, por lo que conviene aclarar a qué tipo de envíos nos estamos refiriendo en cada caso:

Dentro de los envíos ordinarios incluimos:

  • Las cartas y tarjetas postales (envíos ordinarios de la línea básica).
  • La correspondencia urgente ordinaria (con código de barras, pero entrega sin firma).
  • Los envíos de la línea económica (publicorreo, libros, publicaciones periódicas).
  • Cabe destacar las particularidades de la correspondencia IPC, que se clasifica separada, se entrega a cada cartero bajo firma y se lleva a reparto separada del resto de envíos ordinarios, aunque se deposita en casillero domiciliario sin firma.
  • Las cartas ordinarias urgentes y Paq Light Internacional se clasifican con los envíos registrados, se entregan registrando la entrega en la PDA, pero se depositan en el casillero del destinatario, sin recoger su firma.

Dentro de los envíos registrados incluimos:

  • Cartas certificadas, notificaciones y cartas certificadas urgentes.
  • Giros y burofax básico plus.
  • Paquete Azul y Paq Estándar de pequeño tamaño.
  • En las poblaciones sin USE, la URO clasifica y reparte también el resto de productos registrados: Paquete Azul y Paq Estándar de cualquier peso y tamaño, Paq Premium, Paquete Internacional, Paquete EPG, telegrama, burofax y giro urgente.

Las unidades de reparto ordinario, en aquellas localidades donde hay USE, seguirán los siguientes criterios de prioridad en la clasificación y en el reparto:

  • IPC.
  • Carta ordinaria urgente, Paq Light Internacional y AD.
  • Envíos de la línea básica.
  • Publicaciones periódicas.
  • Resto de envíos de la línea económica.

Las unidades de reparto ordinario, en aquellas localidades donde no hay USE, seguirán los siguientes criterios de prioridad en la clasificación y en el reparto:

  • IPC.
  • Valijas.
  • Depósito y pendiente del turno anterior.
  • Paq Premium.
  • EMS.
  • EPG.
  • Giros.
  • Telegramas y Burofax.
  • Notificaciones.
  • Cartas certificadas urgentes.
  • Paq. Light Internacional.
  • Carta ordinaria urgente.
  • Valores declarados.
  • Paq Estándar.
  • Paquetes Azules y Paquetes Internacionales.
  • Avisos de servicio.
  • Envíos de la línea básica: cartas y cartas certificadas.
  • Publicaciones periódicas.
  • Resto de envíos de la línea económica.

La clasificación general se lleva a cabo de modo colectivo por el personal de la Unidad, después de la apertura y después de efectuar el recuento estadístico.

Se realizan las siguientes diferenciaciones:

  • Por códigos postales (por distritos)1 y por secciones.
  • Correspondencia personalizada y productos específicos (IPC, avisos de llegada de paquetería, etc.).

El personal que clasifica por códigos, al terminar, clasificará también por secciones. En cualquier caso, cada centro organizará su manera de clasificar, teniendo en cuenta sus características y la posibilidad de que el correo venga clasificado a sección desde el Centro de Tratamiento Automático. Durante el proceso de clasificación general no se efectuará la clasificación o preembarriado de la propia sección.

El tiempo dedicado a la clasificación general se adaptará a las necesidades diarias, bajo el control y supervisión del responsable de la Unidad. Como norma general, deberá clasificarse siempre la totalidad de la correspondencia de la línea básica.

En las oficinas con pocas secciones que además reciban un número reducido de envíos, no es necesario clasificar por secciones. Se puede proceder directamente al embarriado.

Con carácter general, la clasificación general a sección se realizará en el lugar que se indica en el siguiente esquema:

Correspondencia ordinaria normalizada:

  • Hasta 24 secciones en mesa casillero.
  • A partir de 25 secciones en casillero CN50.

Correspondencia ordinaria no normalizada:

  • Hasta 14 secciones en mesa casillero.
  • A partir de 15 secciones en casillero CNN50.

Correspondencia IPC:

  • Hasta 24 secciones en mesa casillero diferenciada.
  • A partir de 25 secciones en casillero CNN50.

Correspondencia registrada:

  • Hasta 14 secciones en mesa casillero diferenciada.
  • A partir de 15 secciones en casillero CNN50.

En esta fase también se clasificarán los avisos de llegada M4-O correspondientes a envíos que no tienen reparto domiciliario (Paq Estándar de entrega en oficina de referencia, eurogiro, libros y publicaciones periódicas de más de 800 g2. de peso) y han sido dados de alta en la oficina. Los avisos de llegada se imprimen en la propia URO siguiendo la ruta de SGIE: Entrada> Impresión de avisos. Una vez han sido impresos estos avisos, se clasifican por secciones, como cualquier envío ordinario.

Es conveniente disponer de estanterías o medios de almacenaje donde depositar la correspondencia ordenada por fechas y líneas de productos, de forma que rote el pendiente de acuerdo con los compromisos de entrega.

Se clasificarán en puestos diferenciados los siguientes tipos de correspondencia: urgente, básica, económica, personalizada, IPC, etc.

Cada punto de clasificación individualizada debe contar con un panel alfabético que indique los diferentes cortes de las calles por secciones.

El número de cajas (montones) que conviene abrir será aquel que evite segundas manipulaciones para un número importante de envíos. Con este criterio, se separan en clasificación general las rutas directas, apartados, entidades importantes, etc.

Se abrirán necesariamente cajas para:

  • Lo “malo” con la correspondencia mal encaminada para su traslado posterior a la mesa de devoluciones.
  • Las “incidencias”, que pueden presentar diversas posibilidades:
  1. Si corresponde a la Unidad y es posible su entrega, se encamina a la sección correspondiente.
  2. Si corresponde a otra Unidad se reencamina a la misma, advirtiendo del error mediante nota en el anverso o adhiriendo una etiqueta.
  3. Si la dirección es incorrecta y el destinatario desconocido, se devuelve a origen o, si carece de remitente, se declara sobrante y caducada en la propia oficina de destino.
  • Apartados, para su posterior traslado a la oficina.
  • Lista de Correos, pasando los envíos a la oficina para su entrega.
  • Entrega directa, se introducen en un contenedor para su entrega a los destinatarios a través de rutas directas.
  • Oficinas rurales dependientes.

La asignación del personal a la clasificación y alta de envíos en SGIE se hará de forma rotativa al ser una tarea colectiva, en la que debe participar de forma organizada todo el personal de la Unidad.

En unidades grandes se pueden poner en marcha algunos de los siguientes tipos de clasificación mixtos:

  • Cuando el número de secciones o códigos postales es pequeño debemos añadir otras separaciones que por su volumen sean importantes (un número reducido de secciones, rutas directas, etc.) que eviten una segunda manipulación, sin olvidar en ningún momento que esta primera clasificación ante todo debe ser fluida.
  • Existen unidades de tamaño intermedio donde se podría pensar que debido al reducido número de secciones (entre 25 y 40) sería conveniente una clasificación directa a sección. Sin embargo, puede ser necesaria una clasificación mixta, dependiendo del número de calles. En este caso se clasifican al mismo tiempo envíos a código postal y otros a sección. Como ejemplo, podríamos señalar que en una Unidad con 5 códigos postales de 10 secciones cada uno se podría clasificar a 4 códigos y a las 10 secciones del código propio, más rutas directas, apartados, etc.

Cuando una Unidad cuenta con un número importante de personal inexperto en la clasificación general se pueden utilizar distintas técnicas para un mejor aprovechamiento de su participación:

  • Que el personal inexperto clasifique sólo por códigos, atendiendo únicamente al número.
  • Que realice clasificación alfabética: consiste en organizar una mesa de clasificación por calles en orden alfabético. El procedimiento de configuración de este tipo de mesa de clasificación es:
    • Realizar un muestreo para determinar las calles o tramos de calle de una sección que tienen mayor número de envíos (serán calles directas a sección).
    • Se añadirán las cajas necesarias para rutas directas, malas, tránsito, apartados, etc.
    • Con el resto de calles o tramos de calles se realizará una caja ciega con los envíos que necesitan una segunda clasificación por expertos.

Este procedimiento sólo es útil en el caso de que el número de calles o tramos y el número de secciones no sean elevados, de forma que en las cajas directas consigamos un elevado porcentaje de envíos directos a sección que no necesitan segunda manipulación.

La finalización de la clasificación general la fija siempre el jefe, teniendo en cuenta la situación del conjunto de la Unidad (pendiente en Unidad, en secciones, etc.). Debe ser uniforme para todos los carteros, fomentando la colaboración y el apoyo de aquellos compañeros que vayan terminando antes.

Servicios de entrega Correos